Hotel Posada Terra Santa

Reforma Integral de inmueble catalogado para ser convertido en Hotel Boutique 4*

Posada Terra Santa

Palma de Mallorca
Lugar

Hidden Away Hotels
Cliente

2014
Año

Proyecto anterior
Siguiente proyecto

Qué hemos hecho

  • Arquitectura
  • Consultoría Técnica
  • Ingeniería
  • Interiorismo y FF&E
  • Project Management

  • 1.550

    m2

  • 27

    habitaciones

  • 2

    M€ inversión

La situación

Este antiguo edificio, que databa de la antigua Curia de la Baronía de Bunyolí de 1.576, se encontraba distribuido en diferentes pisos y locales y en un completo estado de abandono.

Precisaba de actuaciones urgentes en la cubierta y estructura, especialmente afectada tras ser bombardeada durante la Guerra Civil Española -aunque la bomba no llegó a explosionar-.

El Cliente, especialmente involucrado y con una amplia visión empresarial, emprendió este proyecto de nuestra mano para convertir el inmueble en uno de los hoteles boutique de referencia de Palma: El espacio está compuesto por 27 espaciosas habitaciones en las que, además, destaca un pequeño y acogedor centro Wellness y un personal salón de reuniones.

La solución

El proyecto buscaba devolver al edificio sus orígenes y aspecto inicial, eliminando cualquier añadido superfluo posterior, y recuperando los accesos de antaño entre las calles comerciales. En el proceso se hicieron hallazgos de especial interés y valor arquitectónico, como una serie de arcos góticos de trazado ojival, que conformaban la nave principal  y que posteriormente fue reconvertida en espacio común y diáfano del hotel.

Durante la excavación de la zona abovedada del sótano, actual spa del hotel, fueron descubiertas una serie de tinajas gigantes utilizadas para conservar el grano. Todas ellas fueron donadas al Museo Arqueológico de Mallorca, salvo una, que fue cedida al hotel por la propia institución para que pudiese ser expuesta

Bigas de madera centenarias, carpinterías de puertas antiguas, solados de terracota antiguos… Todo fue restaurado y reutilizado en diversas estancias para dotar al hotel de su propio carácter e idiosincracia.

Paralelamente la cubierta pasó a acoger una pequeña piscina que recordaba a los viejos aljibes exteriores de inspiración mallorquina (sefareig) con la que se transformó al espacio en un enclave único, rodeado del característico paisaje de terracota de las cubiertas del centro de Palma.

El plazo

Desarrollo, tramitación y ejecución en 12 meses

El éxito de la operación, además de acertar con la visión del producto, alineando el interés del cliente con el diseño integral, consistió en conseguir desarrollar los proyectos y tramitar las licencias en 6 meses y ejecutar las obras en 6 meses adicionales, cumpliendo en calendario pactado y el costo objetivo previamente acordado.